4 ideas de láminas decorativas para llenar de verano el hogar

Parecía que no iba a llegar, pero el verano ya está aquí y lo ha hecho para quedarse. Y con el inicio del calorcito no solo llega el momento de hacer un cambio de armario y renovar el vestuario. Esta época del año también es perfecta para redecorar el hogar.

Después de varios meses de frío y lluvia, las casas piden a gritos aires nuevos y un cambio de imagen. Con el verano se dice adiós a los tonos oscuros y se da paso a la luz y a una auténtica explosión de colores para crear espacios frescos, atrevidos, luminosos y con ese toque de mar y playa propio de la época estival.

Para darle al hogar el look veraniego que necesita, no hace falta poner la casa patas arriba ni hacer gastos de dinero increíbles. Una solución rápida y económica son las láminas o pósteres para la pared. Se trata de una opción muy práctica, porque no implica obras, la variedad de diseños es amplísima, es económica y se puede cambiar en cada estación según nos vaya apeteciendo.

Posterlounge, tienda online especializada en decoración para la pared, nos da algunas ideas para acertar a la hora de escoger las láminas veraniegas perfectas para vestir las paredes de nuestro hogar y dejar que el buen tiempo se cuele en casa.

Un toque marinero. Es uno de los clásicos en decoración. El estilo marinero se adapta muy bien a todos los tipos de hogar. Los pescadores, los timones de barco, las redes o anclas, las banderas son algunos de los elementos que más se suele usar en este estilo. A la hora de elegir la lámina adecuada hay que tener presente que el color predominante es el azul. Si este lo combinamos con otros colores en tono pastel tenemos el resultado perfecto para quienes buscan crear espacios elegantes a la vez que confortables y relajantes recordando al mar y evocando esa tranquilidad que se disfruta en él.

Aires tropicales. Con la llegada del calor, la decoración tropical se pone más de moda que nunca. Este estilo es un auténtico festival del color donde el aburrimiento no tiene cabida. Verdes, amarillos, azules, rosas, rojos se combinan a la perfección para crear espacios vibrantes y llenos de vitalidad. Una forma sencilla de recrear ese ambiente tropical es apostar por láminas, pero sin abusar, que incluyan algunos de los básicos de este estilo como por ejemplo los loros, las piñas, los flamencos o las palmeras. El resultado será atrevido, alegre y desenfadado sacando así el lado más caribeño del hogar.

La playa en casa. El destino por excelencia en esta época del año es la playa. Por ello, en la decoración veraniega este recurso de la naturaleza no puede faltar. Utilizar recursos como éstas láminas donde se recrean las aguas azul turquesa y la fina arena blanca de cualquier playa de ensueño le dan ese toque paradisíaco al hogar y lo llenan de frescura y luminosidad para vivir en un estado permanente de vacaciones.

Los atardeceres de verano.  Las puestas de sol son un plan perfecto cuando se está de vacaciones y éstas son también un recurso eficaz para decorar cualquier estancia de la casa. Ese contraste de colores del naranja del sol que se esconde combinado con el azul oscuro del cielo y las sombras de los elementos paisajísticos envuelve de magia cualquier ambiente, dándole un toque zen al hogar. Por ejemplo, al colocar una lámina de una puesta de sol sobre el sofá del salón se crea una atmósfera cálida y acogedora y al mismo tiempo teletransportarnos hasta ese atardecer de verano que nunca quisimos olvidar.