5 claves para mejorar las probabilidades de que tu startup entre en una aceleradora

Las aceleradoras son un elemento clave del ecosistema emprendedor porque ayudan a acelerar el crecimiento de las startups en muy pocos meses. Según datos de Startupxplore, la mayor comunidad online de startups e inversores de España y la más activa de Europa, en nuestro país hay un total de 467 aceleradoras e incubadoras repartidas por todo el territorio aunque son Barcelona (45), Madrid (44) y Valencia (14), en este orden, las ciudades donde principalmente se han instalado.

Entrar a formar parte de un programa de aceleración supone un gran salto cualitativo y de desarrollo para una startup. Esto es porque las aceleradoras facilitan que startups innovadoras evolucionen, crezcan y lleguen al siguiente nivel mediante una mezcla de mentoring, formación y red de contactos que además, suele facilitar la consecución de inversión.

Pero las aceleradoras reciben cientos de candidaturas y destacar sobre todas ellas para ser elegidos es una tarea que se complica. Es más, de todos los proyectos presentados las aceleradoras seleccionan de media solo un 7%. En palabras de Javier Megias, CEO de Startupxplore: “Lo que las aceleradoras buscan principalmente son proyectos ambiciosos, con un alto grado de viabilidad y escalabilidad, que cuenten con un cierto valor añadido y estrategias muy bien definidas.” Para ayudar a los emprendedores a la hora de presentar su startup a una aceleradora y ser escogida, desde Startupxplore plantean estos cinco consejos:

1-      Explica qué haces: Aunque parezca obvio, no es en absoluto trivial – si en una frase no eres capaz de explicar qué haces y por qué es valioso a una aceleradora… ¿cómo lo va a entender un cliente?. A veces funciona explicarlo con el formato “Ayudamos a que <tipo_cliente> pueda resolver <problema> mediante <solución>”

2-      Aclara quiénes son tus clientes y cómo vas a conseguirlos: No sólo debes dejar claro cuál es el mercado, es decir, quiénes son tus clientes, cuántos hay, dónde están y cuánto están creciendo… sino sobre todo, cómo vas a conseguirlos (marketing). Sé lo más concreto posible.

3-      Números y más números: La mejor forma de aportar credibilidad a tu proyecto es con números, la famosa tracción… y eso no solo habla de facturación, sino de demostrar que lo que haces es relevante para tus clientes (¿Cuántos han probado/usan tu producto?¿Durante cuanto tiempo?¿Lo recomiendan?). En general, de mas importante a menos: Facturación à Uso à Visibilidad/Premios

4-      ¿Por qué tu equipo es el mejor?: Si ya has explicado que estás atacando un problema a solucionar, que existen clientes y que empieza a existir tracción, la siguiente duda que debes resolver es: ¿es este el mejor equipo para resolver el problema? Eso implica que estéis balanceados (tecnología/negocio/marketing), que tengáis cierta experiencia en el mercado y que estéis comprometidos.

5-      Cuida tanto las formas como el fondo: El aspecto de cómo presentas es casi tan importante como lo que presentas, así que cuida mucho la imagen de tu presentación. Y recuerda responder a los porqués: por qué quieres entrar en su aceleradora y qué esperas de ellos.

Por último, hay que tener en cuenta que no todas las aceleradoras son iguales. Para poder escoger con criterio cuál es la mejor que se ajusta a cada proyecto existen varios factores a conocer: en qué sectores tiene experiencia, qué startups similares han pasado por allí, cómo trabajan, si invierten o no en la startup y cuánto, quiénes son sus mentores, etc. Para ello, desde Startupxplore han preparado una tabla que recoge las principales aceleradoras de nuestro país y sus características, y que puedes descargar en el siguiente enlace: http://startupxplore.com/blog/es/wp-content/uploads/2015/08/infografia-aceleradoras-top.png