¿A qué dedicamos la mayor parte de nuestro día?

Mucho se habla del ritmo frenético del día a día, de la necesidad de sacar tiempo libre para uno mismo pero ¿realmente somos conscientes del poco tiempo que le dedicamos a hacer lo que nos apetezca? CITIBOX, app que gestiona taquillas electrónicas para recibir (y enviar) productos y servicios sin necesidad de estar en casa, ha realizado un estudio para conocer en qué invertimos nuestro tiempo en el día a día.

El dato es más que sorprendente, según CITIBOX, dedicamos sólo el 5% de nuestro tiempo a hacer lo que realmente queramos; “únicamente nos queda 1:15h para el tiempo libre que, en muchas ocasiones, ni siquiera lo aprovechamos para realizar alguna actividad lúdica por el agotamiento del día”, explica David Bernabéu, CEO de CITIBOX.

La mayor parte del día se nos va entre trabajar y dormir; la primera actividad, siendo optimistas, nos quita entre 7 y 9 horas diarias. La segunda, según CITIBOX, una media de 7 horas al día por lo que el 70% del tiempo lo invertimos en trabajar y en descansar para a seguir trabajando.

En tercer lugar, las tareas del hogar así como los recados del día a día: ir al supermercado, llevar el traje a la tintorería, comprar el pan o un sinfín de quehaceres diarios, nos quita cerca del 10% de nuestro tiempo diario. En definitiva, invertimos el tiempo que nos queda, después de trabajar y dormir, cerca de 4 horas al día a los recados diarios. De ahí, la creación de apps como CITIBOX “nacemos con el único objetivo de liberar esas horas que dedicamos a los recados del día a día para sumar horas que dedicarle al tiempo libre”, explican desde la app.

Actualmente, con la llegada de las apps e internet, hemos reducido mucho tiempo a la hora de comprar a base de clics, sin embargo, seguimos perdiendo tiempo en esperar para recibir, devolver o enviar la paquetería online, “quisimos resolver el eterno hándicap de esperar al transportista o tener que ir a las oficinas a recoger la

paquetería porque no estábamos en casa, mediante la gestión de taquillas electrónicas. De este modo, los usuarios son libres de recoger y dejar su compra online cuando puedan o quieran”, en palabras de Bernabéu.

Por último, después del tiempo libre, a lo que menos tiempo le dedicamos es a comer con tranquilidad y bien. Tan sólo le dedicamos un par de horas al día a desayunar, comer y cenar y asearnos.

El estudio de CITIBOX coincide con otros que confirman que más de la mitad de los españoles acaban el día agotados y estresados; “No podemos liberar a nuestros usuarios del trabajo pero sí podemos encargarnos de que, una vez salgan de la oficina, tan sólo se tengan que preocuparse de ellos mismos”, finaliza David.