Cinco consejos para iniciarse en la compra de arte

La compra de arte siempre ha sido considerada como un privilegio que solo está al alcance de personas con dinero o con amplios conocimientos sobre el tema. Pero esto no tiene por qué ser así. Es cierto, y lo podemos ver en los medios de comunicación, que existen obras de arte que han sido vendidas por millones y millones de euros y que no están al alcance de cualquiera. Pero como todo en la vida, el mercado es muy amplio y se pueden encontrar opciones para todos los bolsillos y para todo tipo de personas.

ARCO es una buena muestra de esa diversidad artística. La Feria Internacional de Arte Contemporáneo que comienza el 21 de febrero en Madrid es una oportunidad para profesionales, artistas y coleccionistas de disfrutar de las exposiciones y descubrir nuevas tendencias, pero también es una ocasión única para quienes quieren iniciarse en esto del coleccionismo de arte.

Comenzar a invertir en este tipo de artículos es una decisión que puede plantear muchas dudas. ¿Cuánto dinero tengo invertir? ¿Por qué artistas o tipos de obras tengo que apostar? ¿Cómo saber si se está haciendo una buena inversión? Para resolver estas cuestiones y aprovechando que ARCO puede ser un buen momento para adentrarse en este mundo, recurrimos a Ana María Trigo, experta de arte en Catawiki (www.catawiki.es), el portal de subastas online de artículos singulares líder en Europa que subasta cada semana miles de lotes en su categoría de arte. La experta nos da cinco consejos para aquellas personas que quieran iniciarse en la compra de arte.

En primer lugar, Trigo recomienda que antes de realizar una inversión hay que tener muy claro y elegir qué tipo de arte concreto es el que más le interesa en vez de intentarlo con varias ramas. Quizá sea algo clásico o mejor algo contemporáneo, quizá todo de un mismo autor o tal vez prefieran las pinturas o las fotografías, hay mucho donde elegir. “Antes de volverse loco comprando obras de distintos estilos sin ningún tipo de sentido, vale la pena pararse a reflexionar y averiguar qué especialidad es la que más nos atrae o con cuál nos vamos a sentir más cómodos . Invertir en arte nos va a suponer un esfuerzo y tiempo considerables, así que mejor asegurarnos que vamos a disfrutar haciéndolo”, comenta.

A continuación la experta recomienda marcar un presupuesto fijo y no salirse de él. “Al tratar con objetos de lujo y obras de arte es fácil perder de vista el concepto de inversión y dejarse llevar por la belleza del objeto; pero si el propósito es invertir no se debe nunca olvidar uno de su bolsillo y de lo que puede permitirse. Lo mejor es empezar poco a poco haciendo pequeñas inversiones.”

Según cuenta Trigo, si por ejemplo el presupuesto es ajustado y se decanta por el arte contemporáneo se puede apostar por obras originales de artistas emergentes o por obras gráficas de artistas ya consagrados como Andy Warhol o Manolo Valdés. “La inversión en estos casos puede ser a partir de pocos miles de  euros o incluso menos, pues por 100 euros se tienen series firmadas por artistas que están comenzando”.  La fotografía es otra de las opciones con numerosas posibilidades. “Se pueden conseguir piezas únicas a partir de 50 euros”. Y si en cambio el presupuesto no es un problema, se puede apostar por artistas que vendan muy bien a nivel internacional como Martin Parrz y Erwin Olaf o por aquellos que comienzan a despuntar.

En tercer lugar, la experta señala que una vez delimitado los dos conceptos anteriores, el siguiente paso es investigar. Una vez se elige una obra y antes de lanzarse a comprar hay que averiguar todo cuanto se pueda sobre la misma y su autor. Si se trata de un artista emergente hay que atender a su trayectoria, cuál es su formación, si ha ganado algún premio, si ha expuesto en otras galerías; o si es un artista consagrado saber por dónde está evolucionando su carrera, si sus precios están al alza o hay un receso. También hay que revisar que el precio sea el adecuado y tener en cuenta que porque sea más caro no tiene por qué ser una gran obra. Hay múltiples canales de información para ello, incluso internet, y también hay profesionales que ofrecen su asesoramiento. “Es importante que la obra que se elija sea especial para esa persona, debe ser capaz de transmitirle o de provocarle emociones. Una auténtica obra de arte jamás deja indiferente”, añade.

El siguiente consejo servirá para evitar ser víctima de cualquier tipo de fraude o estafa. Una vez que ya se ha investigado y se está decidido a comprar la obra, hay que tener claro que para efectuar la compra hay que acudir a canales oficiales o de confianza. Ya sea una galería, una casa de subastas o a través de los diferentes canales especializados que hay en internet, hay que asegurarse que ofrezcan todas las garantías de autenticidad y sobre todo métodos de pago seguros. “A esta cuestión prestamos especialmente atención en Catawiki. Todas nuestras subastas son supervisadas por expertos que garantizan la autenticidad de los artículos, trabajamos con galerías profesionales y vendedores de confianza y ante cualquier duda del futuro comprador éste puede contactarnos y plantearnos sus preguntas. Además, tenemos un método de pagos seguro ya que ejercemos de intermediarios entre comprador y vendedor”, comenta Trigo.

Por último y no menos importante, la experta recomienda no dejarse llevar por las modas. En términos de arte, las modas vienen y van y los mejores artistas no tienen por qué estar relacionados con ellas. Labrarse una carrera como artista lleva su tiempo. Ni siquiera Van Gogh fue reconocido en su época. Las obras de arte que forman parte de una tendencia, al principio pueden parecer buenas inversiones, pero a la larga es muy poco probable que se conviertan en obras de éxito atemporales. “Una vez tengamos una base de conocimiento del mercado y del arte, es importante dejarnos guiar por nuestro propio instinto y confiar en nuestra intuición. Si una oferta es demasiado buena para ser verdad probablemente no lo será y si una obra no nos llama la atención, es muy probable que haya un buen motivo para ello. Obtener rendimiento de nuestra colección es importante, pero también disfrutar durante el proceso de su formación”, concluye Trigo.