Cinco parques naturales para una escapada en caravana

El ecoturismo se ha convertido en una tendencia al alza que atrae cada vez a más viajeros. Se trata de una manera diferente de vivir unos días de descanso y tranquilidad para disfrutar con la familia o amigos a un precio más asequible. Por ello, Indie Campers, la plataforma líder en Europa de alquiler de caravanas, te propone 5 parques naturales que visitar en fin de semana para conectar con la naturaleza y disfrutar del medio y la riqueza cultural de los parques naturales.

Este concepto de viajar permite a los viajeros disfrutar de la gastronomía, la variedad de actividades deportivas y la oportunidad de estar en contacto directo con la naturaleza a pocos kilómetros de casa y sin  que afecte demasiado al bolsillo. Por ello, esta tendencia eco-friendly se sitúa como primera opción de ocio para el fin de semana.

Por ello, Hugo Oliveira, CEO de Indie Campers afirma que “el turismo eco-friendly se adapta a todo tipo de viajeros a la par que potencia un turismo nacional y ecológico que preserva y cuida el entorno. Viajar en caravana te lleva a sentir más cerca el medioambiente con todas las comodidades que necesitas, adaptadas a tu estilo de viaje y con precios muy asequibles”.

Parque Natural Monfragüe, Cáceres. Este parque nacional declarado además reserva de la biosfera por la Unesco se sitúa en el norte de Cáceres y es un lugar obligado para aquellos que quieran pasar unos días de descanso y desconexión en plena naturaleza. Disfrutar de la excelente gastronomía y productos típicos de la zona, rutas senderistas y actividades deportivas al aire libre mientras observas a los buitres negros anidando hacen de este lugar, un enclave único para los amantes del eco-turismo y los caravanistas. Igualmente, existen zonas perfectamente acondicionadas para el estacionamiento como la situada en la ciudad de Plasencia la cual dispone de servicio de duchas y baños, restauración y espacio habilitado para animales de forma gratuita.

Parque Natural Cañón del Río Lobos, Burgos. El modelo Kárstico y el curso del río Lobos son las causas por las que este paraje natural sea un ecosistema natural con gran diversidad geológica, faunística y con una vegetación frondosa. Además, muy cerca de allí se encuentra la comarca de Arlanza que se caracteriza por un gran patrimonio histórico y un paisaje único rodeado de bosques de pinos y encinas. Una bonita manera de conocer la zona es sin duda realizar alguna de sus 19 rutas, la mayoría circulares y de aproximadamente 12 km en la que disfrutarás del entorno natural en buena compañía.  Además, en la misma localidad contarás con una zona habilitada para estacionar tu camper de forma gratuita y con servicios como la carga y descarga de aguas, recogida de basuras o panadería.

Parque Natural Sierra de Cardeña y Montoro, Córdoba. En la comarca de Los Pedroches en la provincia de Córdoba se encuentra este parque natural categorizado como reserva protegida  que cuenta con una gran diversidad de flora y fauna ibérica. Además tendrás la oportunidad de alojarte de manera gratuita en El Carpio, una localidad a tan sólo 16 km de distancia del parque y que cuenta con servicios como agua potable, aseos o carga y descarga de aguas. En definitiva, una oportunidad excepcional para sentir la naturaleza en estado puro y respirar aire limpio.

Parque Natural Picos de Europa, Cantabria. Categorizado como el parque más antiguo de España es un excelente destino rural para aquellos amantes de la naturaleza que deseen disfrutar de un ecosistema natural de ensueño rodeado de altas montañas con gran valor paisajístico y riqueza histórica. Además, en el valle de Liébana podrás realizar actividades al aire libre como rutas a caballo o excursiones al monasterio de Piasca y Santo Toribio. Muy próximo al valle concretamente en el Cosío podrás alojarte con tu caravana en una zona habilitada por tan solo 5 euros a partir de la segunda anoche donde te beneficiarás de servicios de carga y descarga de aguas, restauración y agua potable.

Parque Natural Ordesa y Monte perdido, Huesca. Es el segundo parque natural y reserva de la biosfera más antiguo de España. Está formado por cuatro valles y un macizo montañoso central compuesto por glaciares, bosques y variedad de especies de animales. Una zona excepcional donde sentirte parte de la naturaleza donde además podrás visitar otros lugares de interés cercanos como el Valle de Broto, Torla, Aínsa u Oto. En este último podrás estacionar tu caravana en el camping de la localidad por solo 7 euros por persona.