Cinco playas españolas en las que puedes disfrutar del sol en invierno

Puede que a más de uno el invierno se le esté haciendo largo por la lluvia, la bajada de temperaturas y la aparición de fenómenos climatológicos adversos. Sin embargo, y aunque estemos en mitad de la estación más fría del año, podemos huir de estas bajas temperaturas sin salir de España ya que el clima que tenemos en algunas de nuestras costas  nos permite disfrutar del agradable sol del invierno en entornos más cálidos.

Desde Seabookings.com, empresa líder en experiencias turísticas relacionadas con el mar y las actividades acuáticas, han recogido algunas de las playas en las que podemos encontrar las mejores temperaturas medias durante el invierno de nuestro país para sobrellevar el frío:

20 grados, de media, en Puerto del Carmen, Lanzarote (Islas Canarias).  Situada al sur de la isla, Puerto del Carmen goza de un clima excelente debido, en buena medida, a que está resguardada de los vientos alisios. Allí podemos disfrutar de 8 kilómetros de playa, entre las que se encuentran Playa Grande, que es la más popular, Playa Chica, Los Pocillos, Matagorda, Peña Grande y Playa de Lima. Gracias a su eterno cielo despejado y a una temperatura media anual de 20 grados, Puerto del Carmen es uno de los mejores destinos de sol y playa de Canarias. Allí, también podemos disfrutar de una importante oferta de excursiones marítimas y submarinas como cruceros en catamarán, avistamiento de delfines o  visitas en barco a la isla de Lobos.

18 grados, de media, en Benalmádena, Málaga (Andalucía). Con una temperatura media anual entre 18 y 20 grados, este municipio malagueño es ideal para viajar con amigos o en familia y disfrutar de la playa en invierno. Es unos de los destinos más bonitos de la Costa del Sol, con su preciosa marina y sus 20 km de playas. Benalmádena cuenta con todo tipo de atracciones turísticas, vida nocturna y una rica oferta gastronómica.

16 grados, de media, en playa de Postiguet, Alicante (Comunidad Valenciana). Con casi 300 días al año de sol y una temperatura media, durante este mes de febrero, de 16 grados, la playa de Postiguet es el lugar perfecto para huir del frío y relajarnos en su arena blanca y fina.  Pero no solo eso sino que, además, tanto en otoño como en invierno podemos practicar multitud de actividades de ocio y descubrir su oferta gastronómica y cultural. Desde SeaBookings nos recomiendan disfrutar de un paseo en barco durante la puesta de sol.

15 grados, de media, en Port de Pollensa, Mallorca (Islas Baleares). 15 grados de temperatura media en invierno, 11 horas de luz y 1,5 kilómetros de arena blanca y fina son las características básicas de la playa de Port de Pollensa, una de las más famosas de la Isla. La larga extensión de arena de la playa se curva alrededor del puerto, con varias secciones dedicadas a deportes acuáticos, a la navegación y multitud de opciones de restauración. Además, Port de Pollensa se encuentra rodeada por las montañas de la Tramuntana y las colinas de Formentor, lo que le da un ambiente especial.

15 grados, de media, en Tarifa, Cádiz (Andalucía). Tarifa  se encuentra en el punto más meridional de Europa, cerca de África, por lo que la zona disfruta de una climatología muy suave en invierno. Allí, encontramos 35 kilómetros de espectaculares playas como Playa Chica, Valdevaqueros o Los Lances. Si las visitas en invierno prepárate para disfrutar de increíbles puestas de sol, dunas infinitas y aguas limpias y cristalinas. Además, Tarifa es el reino de los deportes náuticos como el windsurf, kitesurf, submarinismo o snorkeling.