Cómo hacer la cuesta de enero más llevadera en el hogar

La famosa cuesta de enero ya está aquí, después de las fiestas navideñas y los gastos que conlleva, llega el momento de apretarse el cinturón para afrontar el primer mes del año. Por ello desde Clintu, plataforma que permite la contratación de limpieza doméstica en dos minutos, explican cuál es el problema a la hora de ahorrar en el hogar “A pesar de que se intenta ahorrar en la limpieza del hogar, la subida de precios en los productos de limpieza imposibilita reducir el gasto. Hasta tal punto que, a pesar de consumir menos, se gasta más”.

Las estadísticas dicen que en un hogar en España, en el año 2015 el gasto en productos de limpieza suponían el 23% del total de los gastos del hogar, un 2,4% menos que en el 2014. Si siguiéramos repasando como gastan las familias españolas, gastamos menos en todos los productos básicos. Sin embargo, a pesar de consumir menos, se gasta más. “Desde Clintu decidimos apostar por la rentabilidad hacia nuestro cliente, somos conscientes que lo más caro de las tareas del hogar son los productos. Por ello, pusimos a disposición del usuario la posibilidad de incluir los productos de limpieza por 2€ más, independientemente de las horas contratadas”, puntualiza Alex Espel, fundador de Clintu.

La comparación entre el gasto que supone por hogar los productos de limpieza doméstica, según el Instituto Nacional de Estadística cada hogar español consumió de media alrededor de 164€ en productos de limpieza doméstica y sumándole el tiempo que invertimos en las tareas del hogar. Es evidente que plataformas como Clintu.es facilitan y ahorran tiempo y dinero a los hogares españoles “el objetivo de la plataforma es aumentar el tiempo libre para dedicarlo al ocio y, además, garantizar un servicio de confianza en los hogares españoles”, explica Espel.

 

 

Desde Clintu.es lanzan 5 consejos para hacer más llevadera la cuesta de enero y ahorrar dinero en el hogar (en la compra, en las facturas, en productos de limpieza…):

  1. Cantidad vs calidad: este consejo es extrapolable a champú, jabón, productos de limpieza en general, etc…En muchas ocasiones se cae en el error de cuánto más jabón más limpiamos. Por ello, desde Clintu recomiendan “más vale un buen producto y esforzarse a la hora de limpiar, que echar más cantidad suponiendo un mayor gasto y un peor resultado”.
  2. Productos multiusos: Intentar substituir el uso de productos desechables (rollos de cocina, servilletas de papel) por trapos, servilletas de ropa... Es más barato y ecológico.
  3. Comprar a granel: En vez de comprar, por ejemplo, un cartón o bolsa de arroz, comprar la cantidad que se quiere a peso, siempre sale más barato.
  4.  Lavar la ropa en el programa de agua fría, se ahorra energía y es mejor para la ropa.
  5. Lo que ya se sabe pero cuesta acatar: evitar tener los grifos abiertos mientras se lavan los dientes, se encajonaban platos, mientras nos enjabonamos el cuerpo o apagar las luces que nos usamos, evitar tener enchufados dispositivos que estén apagados, etc..