Contrata servicios en Internet sin riesgo a que te timen

Cada vez más, los españoles buscan en Internet lo que antes buscaban en las páginas amarillas. De ahí que las webs de contratación de servicios empiecen a ser habituales en nuestro país. Sin embargo, la Red no está al margen de las estafas y son muchos quienes intentan timar a los clientes a través de perfiles falsos o presupuestos excesivamente bajos con los que es imposible cumplir las expectativas del servicio.

Zaask, (www.zaask.es) plataforma online de contratación de servicios locales, ha detectado los elementos en los que debemos fijarnos si queremos estar seguros de que el servicio que estamos contratando es con un profesional para evitar sorpresas y timos.

  • Verifica que el profesional es auténtico. Existen webs que son como tablones de anuncios en los que se pueden encontrar un gran número de ofertas de servicios pero, en estos casos, podemos arriesgarnos a contratar a personas que se dedican a esa labor en sus ratos libres, que no tienen cualificación o que prestan un mal servicio a un precio bajo. Para evitarlo, lo mejor es acudir a plataformas que integran a los profesionales por ramas y verifican su cualificación.
  • Nunca pagues por adelantado. Si al solicitar el servicio se pide previamente un pequeño pago con la excusa de aportar una fianza o señal para confirmar el trabajo, no hay que aceptarlo, ya que, posiblemente, se trate de una estafa. Lo normal es que los profesionales no cobren hasta que el cliente recibe el servicio como ocurre, por ejemplo, en trabajos más pequeños como catering o diseño web. En encargos mayores, puede darse que el profesional pida el pago del material por adelantado, pero estas condiciones deben de quedar claras en el presupuesto y en el plan de trabajo aprobado previamente con el cliente.
  • Elige entre varias opciones.  Contratar servicios a través de Internet nos ahorra mucho tiempo pero es fundamental que a la hora de elegir lo hagamos conociendo un poco el sector para no pagar de más y tener siempre al profesional que más encaje con lo que pedimos. Si finalmente no se está seguro con ninguno de los profesionales que han contactado siempre se pueden elegir más opciones por lo que no hay que precipitarse si no se está completamente seguro de cuál es la mejor opción.
  • La calidad debe primar por encima del precio. Un bajo presupuesto puede alertarnos sobre una presunta estafa. Si en el mercado el servicio que se solicita vale un precio y el que te ofrecen es muy inferior podemos estar frente a un timo. Es mejor que seleccionemos el profesional en base a la calidad del servicio que ofrece, las opiniones de sus clientes y la seguridad que transmite antes que primar un precio más bajo.
  • Ayuda a otros clientes dejando una valoración. Tras contratar un profesional y recibir el servicio es recomendable dejar una valoración en su perfil o web así se ayuda a elegir a otros clientes sobre si merece la pena o no contratar ese servicio.

Por último, si te timan al contratar un servicio recuerda que puedes acudir a la policía y a la guardia civil pues tienen equipos específicos para este tipo de delitos.