El 80% de las operaciones en bolsa que se realizan en el mundo se hacen a través del trading automático

A pesar de los riesgos que, aparentemente, implica la práctica del trading automático parece que sus ventajas pesan más sobre los inversores, ya que el 80% del volumen de operaciones que se realizan cada día en el mundo, se hacen a través de esta práctica. Algunos expertos consideran que este sistema puede crear desequilibrios en las bolsas debido a que el trading automático retroalimenta los movimientos bajistas al ejecutar órdenes de venta automáticas. Usando este sistema es casi inevitable que se produzcan caídas de las cotizaciones y que los mercados se vean afectados, explican desde InvertirEnBolsaWeb, portal que ayuda a todas aquellas personas interesadas en invertir de manera online. Un ejemplo de estos desequilibrios se vivió hace unos meses con el desplome de la bolsa en China que pudo tener en este sistema de trading parte de sus pérdidas.

¿Cómo se automatiza un sistema de trading? Los traders que operan con este tipo de sistema deben seleccionar qué reglas quieren que siga la automatización, por ejemplo: comprar cuando se alcance el máximo de los 20 últimos días, vender cuando se alcance el mínimo de los 20 últimos días o cerrar la posición si se alcanzan 100 puntos de beneficio o de pérdida. Si estas tres reglas, se programan en el ordenador, se automatiza un sistema de trading. Esta automatización del sistema nos da “la ventaja de poder diseñar un sistema, programarlo y empezar a comprar y vender sin intervención humana eliminando la presión psicológica pero, también implica la necesidad de tener un alto nivel sobre testeo y optimización de sistemas además requiere conocimientos de programación”, puntualizan desde InvertirEnBolsaWeb.

¿Cuándo aparecen los riesgos? cuando se automatiza un sistema de trading sin tener en cuenta las variaciones del mercado. A pesar de ser un sistema automático, requiere de un análisis técnico que lo respalde”, explican desde InvertirEnBolsaWEb. Por ello aconsejan que, previamente a automatizar un sistema, es necesario “analizar las gráficas que representan el precio de cotización que ha ido tomando un instrumento financiero en el pasado y también apoyarse en diversos indicadores, basados principalmente en cálculos estadísticos que permitan predecir cuál será el comportamiento futuro del precio y cuál es el mejor momento para abrir una posición”. De esta forma el trading automático se convierte “en una combinación entre el factor humano (trader) que analiza e intuye la inversión y la máquina (ordenador) que ejecuta de forma fría y eficaz”, concluyen desde InvertirEnBolsaWeb.

Por último desde el portal, puntualizan que ningún sistema te garantiza al 100% una inversión, y recomiendan a todos los que se inicien en el mundo de la inversión que el mejor método es “la experiencia y las cuentas demo para que el trader saque sus propias conclusiones y encuentre un sistema en el que se sienta cómodo para invertir”.