El 80% de los clientes de un restaurante no vuelve

El 80% de los clientes que visita un restaurante, un bar o un café no vuelve, según datos de la plataforma Cheerfy, en base al análisis de millones de visitas. De ahí que uno de los grandes retos del sector sea la fidelización del cliente. Ante la abundancia de la oferta, el público se torna cada día menos fiel, más exigente y a la búsqueda de nuevas experiencias, según un informe del Basque Culinary Center y TechFood Consult sobre la digitalización en el sector de la restauración.

En paralelo al mundo físico, los imperios de Internet nos han demostrado el poder de conocer al cliente y personalizar su experiencia, como palanca central de su fidelización. Amazon no se convirtió en la compañía con mayor capitalización bursátil del mundo hace unas semanas por ofrecer los mejores productos. Lo consiguió porque utiliza toda la información sobre cada uno de sus clientes para ofrecerles una experiencia “perfecta”: personalizada, contextual y sin fricción. Por su lado, Netflix, ha hecho de las recomendaciones a medida una parte esencial de su negocio. Se estima que perdería, en tan sólo 90 segundos, unos 1.000 millones de dólares en ingresos anuales sin su motor de recomendación. Siguiendo esta estela, se está consolidando una tendencia entre cadenas y grupos de restauración de referencia hacia la fidelización a través de experiencias personalizadas, con soluciones tecnológicas como Cheerfy.

Cheerfy es una plataforma de fidelización de clientes en rápida expansión que cuenta con la confianza de marcas icónicas como Black Sheep en Londres, y Grosso Napoletano o VAIT en Madrid, así como de operadores internacionales como Autogrill. Cheerfy permite al negocio interactuar a través de mensajes personalizados para cada cliente, enviados de forma automática. Todo ello, sin necesidad de que el cliente se descargue Apps, ya que la comunicación se produce a través de SMS o correos electrónicos. Los resultados hablan por sí mismos, obteniendo mejoras de hasta un 100% en las visitas mensuales para los clientes impactados. Entre sus casos de uso populares están: sorprender al cliente con un detalle en base a sus preferencias, en el momento en que entra al local; realizar encuestas de satisfacción personalizadas tras el servicio, impulsando además las valoraciones positivas en Google o TripAdvisor; o identificar automáticamente cuando el cliente lleva un tiempo sin visitar el local, y motivarle a disfrutar de nuevo de la experiencia con la recomendación personalizada del día.

“Nuestra misión es trasladar el paradigma de experiencias perfectas del mundo de Internet al mundo real, detectando la presencia del cliente en el local gracias a dispositivos ya existentes como el Wi-Fi, o el TPV, que actúan como nuestros sensores. Siempre con la premisa de proporcionar todo el control al cliente final, para que la personalización sea equilibrada y ajustada a sus expectativas”, explica Carlos Gómez Vendrell, Co-fundador y CEO de Cheerfy.