El m-learning generará hasta 2,3 billones de dólares en 2017

El m-learning, aprendizaje a través de dispositivos móviles está creciendo a nivel mundial. Los markets acumulan más de 80.000 aplicaciones educativas y, en España, las startups dedicadas al sector de la educación han crecido un 41% con respecto a 2014 (datos de StartupXplore). Marieta Viedma, cofundadora de Monkimun, empresa que desarrolla aplicaciones de idiomas para niños, considera que “la irrupción de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación ha dado un vuelco al sistema educativo tradicional. Los libros comienzan a dejar paso a materiales multimedia que permiten asimilar conocimientos de forma más dinámica y entretenida, motivando en gran medida al alumno”.

En la actualidad el 67% de los menores utiliza dispositivos móviles de forma habitual y la evolución de los resultados analizados por el INE sugiere que el uso de las TIC es una práctica mayoritaria en edades anteriores a los 10 años. Viedma declara que “el Smartphone está convirtiéndose en el medio principal de educación virtual. Su fácil acceso, la posibilidad de contextualizar lo aprendido gracias al GPS o a códigos QR, y la obligación de que las lecciones sean muy concisas favorecen el aprendizaje a través de estos dispositivos”.

En España, aplicaciones educativas como Monkimun están experimentado un rápido crecimiento durante el último año, llegando a aumentar sus descargas un 98% con respecto a 2014. Este incremento demuestra la tendencia creciente en los padres por incluir estas nuevas herramientas en la educación de los niños ya que, según diversos estudios quienes aprenden a través de enseñanzas prácticas y dinámicas recuerdan el 90% de éstas, incluso si se trata sólo de simulaciones, frente a los métodos tradicionales donde como máximo se asimila el 50% de lo aprendido. En este caso “aplicaciones como Monkimun, adaptadas a estos dispositivos, permiten eliminar las dependencias de lugar y espacio, ofreciendo contenidos cortos, claros y participativos para un aprendizaje eficaz y a medida del niño” señala Viedma.

Según Ambient Insight, el consumo de productos y servicios de aprendizaje móvil alcanzó los 3.200 millones de dólares en 2010, este año la facturación se elevará hasta los 9.100 millones de dólares y para 2017 se estima que el aprendizaje basado en el juego crecerá hasta los 2,3 billones de dólares. Unos datos que apuntan hacia una tendencia creciente del sector y la consolidación del m-learning como nueva forma de enseñanza.

Desde Monkimun consideran que el m-learning se implantará con éxito en nuestro país ya que permite acceder al contenido que se está aprendiendo desde cualquier lugar y momento, se adapta a las necesidades de cada estudiante, es más económico que un curso o un profesor particular e incluye al alumno en las lecciones. Además, el m-learning también tiene ventajas dentro del aula ya que aumenta la motivación del alumno, incluye elementos multimedia que facilitan la comprensión de las lecciones, posee un funcionamiento sencillo y ampliamente conocido y permite disponer del uso de juegos como apoyo y refuerzo.

Así, el m-learning empieza a conformarse como la versión más actualizada de la educación a distancia. El informe UNIVERSITIC 2014, elaborado por la CRUE (Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas), muestra que muchas universidades ya apuestan por la adaptación de contenidos docentes a dispositivos móviles, pasando en el último año del 39% al 56%, mientras que un 30% de ellas afirma que dará el salto a corto plazo. Para Viedma “es imprescindible que el niño se sumerja lo antes posible en la dinámica del m-learning, de manera que en un futuro pueda desenvolverse con soltura, habiendo podido disfrutar en el camino de las ventajas que conlleva este tipo de aprendizaje”.