La inversión en relojes ‘vintage’ es una tendencia al alza

Según el último índice de inversiones de lujo de la consultora Knight Frank, la inversión en relojes clásicos ha crecido en toda Europa como valor refugio motivado sobre todo por la alta rentabilidad que se obtiene, llegando a superar el 66% a los 10 años.  Y es que los relojes ‘vintage’ están muy de moda en nuestros días y su demanda se ha disparado en el mercado del coleccionismo.

Para los expertos, invertir hoy en un buen reloj clásico es equiparable a la inversión en piedras preciosas, vinos de primera categoría, coches clásicos e incluso obras de arte. “Como en todos estos casos, el valor de los relojes vintage no solo reside en lo material y estético, sino también en su capacidad para transmitir emociones. Además, no entienden de modas, perduran en el tiempo pasando de una generación a otra y si se conservan en perfecto estado son capaces de alcanzar elevados índices de rentabilidad convirtiéndose en vehículos de inversión interesantes”, señala Alfonso Minondo, experto en relojes en Catawiki.es, el portal de subastas online de artículos singulares líder en Europa.

La locura por los relojes vintage ha llevado a pagar cantidades estratosféricas por algunas piezas. Un ejemplo muy claro de lo rentable que puede ser la inversión en un reloj exclusivo lo encontramos en la subasta que celebró Phillips Auction House en noviembre de 2017 de un mítico Rolex Daytona del actor Paul Newman que fue vendido por 17,7 millones de dólares, siendo el reloj más caro de la historia.

Cada vez más han ido surgiendo nuevas alternativas que permiten la compraventa de este tipo de piezas ya sea como colección o como inversión. Un ejemplo es Catawiki.es que subasta una media de 400 relojes vintage cada semana en su categoría dedicada a relojería clásica. Esta plataforma permite a cualquier persona participar en sus subastas online tanto para comprar modelos icónicos y especiales como para vender piezas únicas y obtener unos ingresos interesantes.

Pero no todos los relojes clásicos son igual de valiosos ni ofrecerán las mismas posibilidades de rentabilidad. Por ello antes de hacer la inversión hay que estar seguro de tener delante una pieza de calidad. “A la hora de invertir en un reloj vintage hay que fijarse en el estado estético del mismo, porque supone una gran diferencia de valor; una revisión hecha recientemente con garantía, y por supuesto que sea un reloj con una historia que contar de una marca reconocida,” comenta Minondo. “Si por el contrario lo que se quiere es vender es necesario conocer bien la historia del reloj y de sus propietarios anteriores, presentarlo con toda garantía y tener en cuenta las tendencias dentro del reloj clásico: recientemente Ryan Gossling lució un Rolex de 1940 en los Globos de Oro y su cotización se disparó durante meses”, añade.

Desde la compañía señalan que entre las marcas más deseadas por los coleccionistas y que a su vez logran una buena revalorización en el mercado a corto, medio y largo plazo son: Omega, Rolex, Heuer, IWC, Patek Philippe, Vacheron Constantin, Jaeger LeCoultre, Longines, Breitling, Zenith, relojes específicos que aparecieron en el cine o que estuvieron en conflictos bélicos. Éstas son algunas de las piezas destacadas por las que se puede pujar ahora en Catawiki:

Heuer Autavia de 1966: se trata de un icónico reloj del conocido fabricante de relojes suizo Heuer complicadísimo de encontrar en el mercado en la actualidad. Un cronógrafo de pulsera con caja de acero con un diámetro de 38,3 mm que acompañó a los pilotos de la Fórmula 1 durante la década de los sesenta. Su valor de remate estimado podría oscilar entre los 30.000 y 50.000 euros.

Heuer con calibre Valjoux 22 de 1944, obsequio al futbolista Campanal I: es un fabuloso cronógrafo  en oro de 18 quilates  de mediados de los años 40.  Se trata de un reloj producido en una época en la cual toda Europa estaba en guerra y era casi imposible importarlos, con una caja sólida y un cronógrafo de calidad, conservado en perfecto estado. Además, este reloj tiene una singularidad y es que fue propiedad del futbolista español Guillermo González del Río, también conocido como Campanal I, considerado el mejor delantero centro de la historia del Sevilla F.C y el máximo goleador hasta la fecha del equipo hispalense. El valor de remate de esta pieza está estimado entre los 6.500 y 8.000 euros.

Romain Jerome – Titanic DNA Limited Edition 2012: Éste es un reloj especialmente valioso porque su belleza y su singularidad la encontramos en que su esfera está hecha con restos de metal rescatados del propio Titanic, el transatlántico hundido en el océano en 1912. Es un reloj de pulsera analógico de una edición muy limitada y su valor de remate se estima entre los 5.000 y 6.000 euros.