La otra cara de las ciudades universitarias

Con el final de curso y la vuelta de los estudiantes a casa, muchas de las ciudades universitarias de Europa pierden el fervor universitario para dejar paso a un ambiente más sosegado. El verano es la mejor época para disfrutar de la otra cara de las ciudades universitarias, recorrer sus calles y visitar sus monumentos más emblemáticos. El portal de alojamiento para universitarios Uniplaces.es propone cinco ciudades universitarias de Europa con mucho encanto para visitar este verano.

Sevilla: La universidad de Sevilla, con más de 500 años de antigüedad y la tercera con mayor número de estudiantes de España, cuenta con un notable patrimonio histórico artístico, en el que destacan siete edificios declarados Bien de Interés Cultural. Uno de ellos, es el mítico rectorado de la facultad hispalense, la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla. En junio, miles de estudiantes abandonan sus aulas y es un buen momento para pasear entre los antiquísimos edificios universitarios, impregnados de la cultura del saber, visitar la Catedral, el Archivo de Indias o tomar un café junto al río Guadalquivir, en el tradicional barrio de Triana. / Imagen del Parque María Luisa (Sevilla) Flickr Frayle

Oxford: Ubicada en el condado de Oxfordshire, es una de las ciudades universitarias por excelencia de Inglaterra. Cuenta con más de 20.000 estudiantes al año, y destaca por haber sido cuna de grandes pensadores y escritores y por su destacado ambiente universitario. Perderse entre bares y pubs y tomar una pinta en el mítico ‘The White Horse’ es indispensable para cualquier estudiante en la ciudad. La universidad del mítico personaje, Harry Potter, no pasa desapercibida y es una de las universidades Europeas más visitadas por los turistas, siendo el verano una época extraordinaria para perderse entre sus pasillos laberinticos sin la actividad estudiantil diaria. / Imagen de Nuffield College (Oxford) Flickr Martijn van Sabben

Palermo: La historia milenaria de esta ciudad, ha dotado sus calles de un considerable patrimonio artístico y arquitectónico. Sus edificios y monumentos abarcan desde restos púnicos, hasta residencias de estilo árabe, iglesias barrocas y teatros neoclásicos. Conocida también por su ambiente universitario, Palermo no es solo perfecta para visitar sus calles y plazas, sino también para disfrutar de unos días de descanso en sus playas paradisiacas. / Imagen de la Piazza Pretoria (Palermo) Flickr Dimitr B.

Lyon: Una de las ciudades francesas más famosas por su ambiente universitario y la tercera ciudad más poblada de Francia. La Universidad de Lyon, de creación reciente, es de las más importantes del país galo y acoge cada año a más de 140.000 estudiantes repartidos en tres universidades y numerosas escuelas de ingenieros y ‘grandes écoles’.Conocida como la capital de la seda y una de las principales capitales gastronómicas de Francia, es perfecta para visitar sus plazas y restaurantes en los meses de verano./ Imagen de Lyon (Francia) Flickr Fred PO

Gante: Actualmente es la ciudad flamenca con mayor número de edificios históricos, una intensa vida cultural y una situación privilegiada, entre Brujas y Bruselas, a media hora de ambas en tren. La Universidad de Gante, es uno de los tres centros más grandes del país y en sus calles se puede disfrutar de la noche estudiantil durante toda la semana hasta la llegada del verano. Momento idóneo para visitar auténticas maravillas como el Teatro Nacional, el Campanario Municipal, la iglesia de San Nicolás, sus muelles medievales o el Castillo de los Condes de Flandes. / Imagen de Gante (Bélgica) Flickr Xuanxu