¿Por qué son mejores las gafas que las lentillas?

En España más de la mitad de sus habitantes usan algún sistema de corrección visual, en concreto, casi 25 millones de españoles. A pesar de ser los europeos que menos cuidan la vista, tenemos claro que el sistema más recurrente suelen ser las gafas frente a las lentillas. Desde Lord Wilmore, marca española líder en gafas graduadas con distribución 100% online, explican las ventajas de las gafas graduadas y las razones por las que siguen siendo las preferidas por los españoles:

  1. 1.      Evitan infecciones: al poner o quitarse las gafas no tenemos ningún contacto directo con el ojo. De este modo, las gafas minimizan riesgos de irritaciones o el desarrollo de una infección ocular; “los requisitos de higiene que implica el mantenimiento de las lentillas, en muchas ocasiones, no se cumple como debería y pueden producirse infecciones o irritaciones”, explica Emilio Capela, fundador de Lord Wilmore. Sin embargo, el cuidado de las gafas es mucho más simple y sencillo para el usuario.
  1. 2.      Comodidad: en relación con el punto anterior, además de evitar posibles irritaciones, las gafas son más cómodas de llevar precisamente por no tener ese contacto directo con el ojo. Las gafas son mucho más cómodas de poner y de quitar, sobretodo, por las noches, “a más de uno le ha pasado quedarse dormido con las lentillas puestas y al día siguiente es muy molesto”, explican desde Lord Wilmore. O, por ejemplo, cuando las lentillas se mueven o, en ocasiones, se dan la vuelta y quedan en la parte trasera del ojo provocando una gran incomodidad en el usuario.
  1. 3.      Mayor protección: como hemos visto en el primer punto, las gafas son más seguras a la hora de evitar posibles infecciones pero además también ofrecen una mayor protección frente a agentes externos medioambientales, por ejemplo, viento, polvo o, incluso, para los alérgicos en épocas como primavera u otoño, las gafas pueden convertirse en un buen aliado para sus ojos.
  1. 4.      Económicas: aunque en un primer momento pueda parecer un desembolso mayor las gafas frente a las lentillas, a largo plazo, las gafas graduadas son más económicas. Debemos tener en cuenta que las lentillas deben cambiarse a menudo (a los pocos meses estas comprando nuevas lentillas) mientras que las gafas graduadas en España nos duran de media seis años. Además con los precios de marcas como Lord Wilmore puedes cambiar de gafas cada año y que siga siendo más económicas que las lentes de contacto. Es recomendable hacerse revisiones cada 2 años o siempre que pensemos que la graduación nos puede haber cambiado para asegurarnos de llevar una correcta graduación en las gafas o lentes de contacto.
  1. 5.      A la moda: además de ser una herramienta de corrección visual, actualmente las gafas están de moda y expresan mucho acerca de la personalidad de uno mismo. Hoy en día podemos elegir entre un amplio abanico de modelos y diseños sin renunciar a nuestro estilo y a precios asequibles. En Lord Wilmore consideran que las gafas son una extensión de la personalidad y por ello explican: “apostamos por una línea de gafas con un amplio abanico de posibilidades a precios asequibles para que los usuarios encuentren las gafas con la que se sientan ellos mismos”.