Recomendaciones para lograr más clientes este verano

El número de autónomos en España alcanzó en abril su nivel más alto desde 2009, con 3.184.134 emprendedores. No obstante, emprender no es una tarea fácil. Desde Zaask, portal que gestiona la contratación de servicios a miles de profesionales españoles, han analizado los perfiles profesionales de su web con el objetivo de que los profesionales aumenten su clientela durante este verano.

Dar el salto al mundo online. Las ventas online crecen cada año por lo que quien se lance a emprender de manera independiente debería tener presencia en Internet si quiere llegar a un mayor nicho de mercado. Una buena opción para el verano es darse de alta en una plataforma de contratación de servicios ya que los españoles han sustituido los directorios en papel, difíciles de encontrar, pesados y de contenido limitado, por estas webs en la que se pueden encontrar más de 300 categorías de servicios a golpe de clic.

Ajustar los precios a la realidad del mercado. Según datos de Zaask, el 45% de los españoles ha dejado de reparar alguna avería por no poder pagarla. De hecho, cuatro de cada diez clientes que necesitan contratar algún servicio relacionado con las reformas afirma que busca por Internet distintos profesionales para obtener precios más competitivos. Ante esto, lo mejor es ajustar los precios lo máximo posible y más en verano ya que en esta época los gastos de las vacaciones hace que muchos clientes dispongan de menos presupuesto.

Ser flexible en los horarios. Para 8 de cada 10 clientes el precio no es fundamental para decantarse por un profesional por lo que otros factores como cumplir con la disponibilidad horaria acordada se convierten en factores importantes para dar un buen servicio y fidelizar a los clientes. De cara al verano, es más necesario que nunca dar flexibilidad para elegir la hora del servicio debido a que, en esta época, los clientes quieren gestionar mejor su tiempo libre.

Adaptarse a las nuevas demandas del sector. En verano suelen surgir nuevas profesiones como respuesta a las, también nuevas, demandas de los clientes. Por ello, es recomendable que los profesionales renueven su formación y estén al día de las tendencias ya que esto puede llevarles a ampliar su cartera de clientes diversificando su actividad durante el verano.