Redecorar la vivienda aumenta las probabilidades de venta y alquiler

A la hora de vender o alquilar una vivienda, la mayoría de propietarios utiliza la misma estrategia. Sacar fotografías del inmueble para luego subirlas a las páginas web de venta y alquiler. El problema de esto viene cuando no se cumplen las expectativas del cliente que visita el inmueble, lo que suele terminar lastrando la operación.

Esto ha obligado a los propietarios a ingeniárselas de mil y una formas hasta dar con la fórmula acertada que de salida a su vivienda en el mercado. La técnica en cuestión se conoce con el nombre de home staging o acondicionamiento inmobiliario. Procedente de Estados Unidos, en España se empezó a utilizar con el estallido de la crisis inmobiliaria y basa en una serie de trucos para realzar los puntos fuertes de la vivienda y minimizar los débiles, mejorando la primera impresión que se llevan los potenciales compradores.

La mayoría de clientes deciden en los primeros dos minutos si les gusta o no la casa que están visitando, por lo que es importante crear una buena primera impresión. “La idea es que el cliente quiera adquirir la casa nada más poner un pie en ella y para ello va a ser fundamental el ambiente que consigamos crear”, explica María Dolores Fernández, portavoz de Posterlounge en España. Desde esta tienda online especializada en decoración de interiores ofrecen las claves para acondicionar la vivienda antes de ponerla en el mercado y así evitar tirar por tierra una posible venta.

Además de aspectos obvios como ordenar y limpiar bien la casa antes de enseñarla, es importante cuidar la presentación, sobre todo de los espacios de la casa en los que más tiempo pasamos. Ya sea para vender o alquilar, la decoración de la pared con motivos originales acentúa el impacto visual y dotan de personalidad a los espacios. Otro aspecto fundamental es evitar los ambientes recargados y apostar por los colores neutros que den sensación de mayor amplitud y luminosidad. El reparto del mobiliario y el uso de muebles livianos para evitar una sensación de agobio y que las estancias no parezcan pequeñas, son otras de las cuestiones a tener en cuenta. Así se consigue que los visitantes puedan imaginarse los espacios como a ellos les gustaría.

Los ambientes naturales también ayudan a que el visitante se sienta cómodo, mediante el uso de tonalidades representativas de la naturaleza como los verdes, colores tierra o tonos grisáceos, que son tendencia esta temporada. Para inspirarse basta con una buena revista de decoración y el amplio catálogo que ofrecen las tiendas por Internet”, apuntan los expertos de Posterlounge. Un detalle que no hay que olvidar es quitar las fotografías personales y crear un ambiente despersonalizado –que no impersonal-, para conseguir que el futuro inquilino se imagine viviendo en la casa. Por último, no descuidar el tema de los olores y poner un ambientador suave con un aroma agradable.

Según un estudio realizado por el portal inmobiliario Fotocasa, el pasado año, el 15% de los propietarios españoles que pusieron en venta su vivienda decidieron arreglarla primero. En el caso del alquiler la cifra asciende al 35% de los casos.

Algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que, los propietarios que arreglan su vivienda previamente tienen más probabilidades de venderla antes y por más dinero. En 2017, el 29% de los dueños reconoció que el home staging les ayudó acelerar el proceso de venta de la casa. Mientras que el 25% consideró que esta técnica ayudó a revalorizar su valor. En lo que respecta al alquiler, el 41% de arrendatarios aseguraron que esta solución hizo que su casa se alquilara más rápido y el 36% consiguió mejores condiciones de alquiler.