¿Son las cámaras duales el futuro de la fotografía móvil?

Según el último barómetro del consumidor de internet realizado por Google, el 64% de los usuarios de smartphones utilizan principalmente este dispositivo para hacer fotos y, según un estudio de Asus, el 51% de los españoles ha sustituido ya su cámara de fotos por el móvil como gadget de preferencia para capturar imágenes. La obsesión por las fotos y los selfies es ya una realidad entre las personas y prueba de ello es que Instagram, la red social de las fotos por excelencia, es la que más ha crecido en España en el último año.

Ante tales cifras no es de extrañar que los fabricantes de telefonía móvil estén obsesionados con ofrecer la mejor cámara del mercado en sus teléfonos, para liderar así las ventas. La última innovación ha sido la doble cámara trasera que ya integran terminales como el iPhone 7 o el Huawei P9, entre otros. La capacidad de estas dobles cámaras son enormes. Al contar con dos sensores se puede captar el doble de luz permitiendo una buena calidad de imagen incluso en situaciones de oscuridad. Además, cada sensor puede centrarse en un elemento distinto de la foto lo que permite obtener información de profundidad en la escena y mucho más, obteniendo resultados profesionales. Pero, ¿son las cámaras duales el futuro de la fotografía móvil?

Según Javier Elizalde, CMO y socio fundador de Wooptix, “el futuro real de la fotografía móvil estará en ser capaces de integrar en una sola cámara todas las posibilidades y funcionalidades que ofrecen las cámaras duales que se han presentado recientemente al mercado.” Y parece que ese futuro no está tan lejano.

Wooptix (http://www.wooptix.com/) es una startup española formada por un equipo de ingenieros y astrofísicos, nacida en el seno de la Universidad de La Laguna en Tenerife, que han desarrollado una tecnología que es capaz de integrar en una sola cámara todo lo que se puede hacer ahora mismo gracias a las cámaras duales y mucho más.

Su tecnología, que se puede aplicar a la cámara de cualquier dispositivo móvil y que está basada en la fotografía plenóptica, permite tener imágenes con amplitud de campo, capturar la información volumétrica de una escena e incluso tomar imágenes en 3D con una sola cámara. “Con nuestra tecnología el gasto extra que supone a los fabricantes añadir una segunda cámara a los terminales no sería necesario”, señalan desde la compañía. Además de las funcionalidades anteriores, con la tecnología de Wooptix nunca habrá una fotografía o selfie mal hecho, pues gracias a esta tecnología durante la edición posterior de las fotos se podrá re-enfocar o recuperar la nitidez de las imágenes que no fueron enfocadas adecuadamente en el momento de la toma.

Desde la compañía señalan que hasta ahora no hay nadie que haya desarrollado esta tecnología aplicada a los móviles y que puede suponer un gran avance para la fotografía en estos dispositivos. Además, aseguran que supondría una gran ventaja competitiva para los fabricantes de telefonía respecto al resto. Esto es porque maximizan el rendimiento de su cámara con nuevas aplicaciones y usos, y sobre todo aprovechan el espacio reducido de los teléfonos móviles al suprimir la nueva moda de una segunda cámara que realmente no sería necesaria.

Por tanto el futuro de la fotografía móvil no pasa por incrementar los megapíxeles o añadir más cámaras en los dispositivos, sino más bien en innovación dentro del software. Así, desde Wooptix comentan que “la evolución natural se encaminaría primero hacia la captación bidimensional de imágenes con mucha resolución, para seguir con la realidad aumentada o la captación de fotografías tridimensionales de modo integral y así llegar hasta la holografía.”

Wooptix que hace apenas unos meses ha cerrado una ampliación de capital de más de 3 millones de euros tiene ya su tecnología lista, está a punto de establecerse en San Francisco y ha iniciado ya su desarrollo comercial para que muy pronto la fotografía 3D llegue a las nuevas generaciones de smartphones.