Yoga, una opción saludable para reducir la ansiedad y el estrés infantil

El intenso ritmo de vida de la sociedad en la que vivimos afecta a las personas adultas pero también a los más pequeños de la casa. Los videojuegos, el exceso de tareas y actividades extraescolares y la competitividad general del día a día, puede llevar a  niños y niñas a experimentar estados de ansiedad nada beneficiosos para su salud, ni su desarrollo físico y mental. Según un estudio elaborado por AEPNYA (Asociación Española de Psiquiatría del Niño y del Adolescente) los casos de ansiedad y estrés en la infancia y adolescencia han aumentado convirtiéndose en una de las patologías psiquiátricas más frecuentes, estimando que en España, entre el 10-20% de menores sufre algún tipo de patología psiquiátrica. En estos casos, el yoga es una opción ideal para reducir las situaciones de estrés en la edad infantil, pues proporciona en un espacio de distensión y juego herramientas para cultivar la salud del cuerpo, la relajación, la concentración y la conciencia en las necesidades personales. Además proporciona técnicas muy sencillas que pueden ayudar ante cualquier emoción difícil de manejar, como puede ser el enfado.

El yoga infantil puede practicarse en familia y las sesiones se suelen desarrollar con cuentos, canciones, bailes, dibujos e incluso disfraces, donde se van poniendo en práctica las técnicas de esta disciplina milenaria adaptadas a cada edad. Muchas posturas del cuerpo que se practican reciben el nombre de animales, insectos y otras formas de vida, fácilmente reconocibles e imitables.

“De esta manera, las sesiones de yoga infantil y en familia son un juego, y mientras nos divertimos, el cuerpo se fortalece y flexibiliza, aprendiendo técnicas de respiración, centrando la atención en el presente,  y aprendiendo a  responder ante las emociones y sentimientos de una manera saludable.” Así lo señala Martha Tena, profesora de yoga y especializada en yoga infantil y familiar de Televisión Consciente, un canal de vídeos en internet sobre contenido consciente y desarrollo personal, que además ofrece cursos online para toda la familia sobre disciplinas como el yoga o la meditación, entre otras.

 

 

 

 

 

 

Son muchos los beneficios que el yoga puede aportar desde los primeros años de vida. A nivel físico fortalece sus músculos y a la vez desarrolla una mayor flexibilidad. También mejora la función cerebral mejorando su coordinación, el tiempo de reacción y la memoria. A esto se une la mejora de su capacidad para resolver problemas y adquirir información, así como a fomentar la imaginación y la creatividad.

A nivel emocional, el yoga, a través del trabajo corporal, de técnicas de respiración y el cultivo de la concentración y bajo los principios de paz, verdad, limpieza, respeto y alegría profunda, estimula la calma y la autoconfianza, a la vez que contribuye a motivar un sueño reparador y profundo, e incluso ayuda en casos de depresión.

Una sesión de yoga infantil es un espacio de disfrute y diversión que puede iniciarse desde muy temprana edad y es abierto a toda la familia, lo que permite estrechar aún más la conexión y los vínculos. Se puede practicar en centros especializados que ofrezcan clases dirigidas a la infancia o a familias, pero también desde casa. Al practicar esta disciplina en equipo, se fomenta el sentimiento de unión, que es lo que significa etimológicamente la palabra yoga, así como el compañerismo y la amistad, además de impulsar valores de respeto personal y hacia todo lo que nos rodea.

*Desde Televisión Consciente y de la mano de la profesora Cayetana Ródenas proponen la siguiente clase con algunos ejercicios muy sencillos para practicar yoga en casa en familia y comenzar en unión un camino de desarrollo y crecimiento personal. La clase la puedes ver haciendo clic aquí.